Mayak: En órbita el satélite ruso que se confundirá con estrellas y planetas.

El satelélite Ruso que brillará casi tanto como La Luna
  • Brillará casi tanto como La Luna, y aseguran que podrá verse de día
  • De apenas el tamaño de un balón reglamentario de rugby.
  • Orbitará 16 veces La Tierra cada 24 horas

Video del lanzamiento

 

Es fugaz, parece una estrella y es artificial, ¿Qúe es?

Mayak, que significa faro en ruso, es un proyecto realizado por la Universidad Politécnica de Moscú y que da nombre a un CubeSat que tiene como finalidad estudiar el brillo aparente de otros satélites artificiales.

Lo curioso de este lanzamiento que se llevó a cabo el pasado 14 de Julio, es lo emocional del mismo, dado que según sus creadores, nació de la necesidad de calar hondo en el pensamiento global al respecto de la exploración aeroespacial para motivar al conjunto de la humanidad fijando un foco común de atención.

Sonando casi a excentricidad, o a producto de marketing agresivo, lo cierto es que ha conseguido llamar la atención desde sus inicios, y mucho…  ya que este objetivo científico ha sido financiado a través de aportaciones y donaciones crowdfunding populares. El seguimiento después del lanzamiento puede hacerse a través de la aplicación móvil llamada КосмоМаяк que ha sido creada para tal efecto y que han dispuesto de forma pública en los diferentes “marketplace” de aplicaciones móviles, al más puro estilo “skymaps” para poder localizar el satélite desde la tierra y poder observarlo a simple vista, como si de una estrella se tratara, desde el velador de un restaurante mientras cenas, mientras caminas, o das un paseo por la playa.

Si eres astrofotógrafo, sería muy recomendable la descarga de dicha aplicación para estar atento a la geolocalización del este satélite, debido a que puede alterar tus astrofotografías si se llega a cruzar por delante de tu lente o telescopio.

 

¿Pero cómo alcanzar el brillo necesario para verse desde La Tierra?

El satélite, del tamaño de aproximadamente un balón de rugby, es una torre cúbica que albergará en su interior unas velas reflectantes de solo 5 micrómetros de espesor y 16 metros cuadrados de superficie, que una vez en órbita desplegará convirtiéndose en una gran pirámide reflectante.

¿Qué objetivos puramente científicos hay detrás de todo esto?

  • 1. Prueba del dispositivo de frenado aerodinámico en vuelo en tiempo real. Después de la prueba este tipo de freno se puede utilizar para la desorbitación de basura espacial.
  • 2. Obtener nueva información sobre la densidad del aire a gran altura mientras se controla el vuelo del satélite en las capas superiores de la atmósfera.
  • 3. «Mayak» se utilizará como objeto de referencia para el cálculo de las magnitudes aparentes de los objetos espaciales.

 

Desde CienciaDiario queremos que puedas estar lo más informado posible, así que te compartimos abajo la posibilidad de explorar este modelo 3d que representa el satelite Mayak para que tengas una mejor interpretación.

 

Mayak permanecerá en órbita de nuestro planeta un mes, periodo que se aprovechara a llevar a cabo todas las mediciones posibles del objetivo número tres arriba descrito. Después dejará atrás su vuelo orbital para comenzar una caída y reentrada y de esa forma probar el sistema de frenado que se comenta en el objetivo 1. No olvides aprovechar para mirar de vez en cuando al cielo durante este tiempo, y buscar esta estrella artificial antes de que se transforme en una peculiar “supernova” a la reentrada con la atmósfera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*